Archivo de mayo de 2010

Desde que en la madrugada del pasado domingo, 9 de mayo, la Unión Europea comprometió 750.000 millones de euros con el fin de estabilizar los mercados de deuda pública, y el Banco Central Europeo inició la compra de bonos de emisores públicos y privados de la zona euro, todos los países europeos han acelerado y adelantado sus medidas de ajuste presupuestario. España lo ha hecho con un plan responsable, exigente y doloroso.

Un Gobierno ha de pensar siempre en lo mejor para su país. Un Gobierno que hace frente a la mayor crisis económica mundial de los últimos 80 años ha de pensar únicamente en lo mejor para su país. Los socialistas asumimos íntegramente las medidas que únicamente nosotros votamos el pasado jueves en la Carrera de San Jerónimo. Es nuestra responsabilidad gubernamental, como lo es también asumir el coste electoral y político que puedan acarrear.
Lo que pedimos al resto de grupos políticos era su apoyo para compartir un mensaje de confianza hacia la sociedad española y hacia los mercados internacionales, así como un compromiso de austeridad y ahorro en aquellas Comunidades Autónomas y Ayuntamientos donde ejercen responsabilidades de gobierno.

Al comprobar desde nuestro escaño cómo Mariano Rajoy insistía, una vez más, en concebir la crisis económica como su oportunidad para volver el poder –al corroborar su irresponsabilidad y su blandengue patriotismo-, nos vino a la memoria aquel líder de Alianza Popular que se apuntó descaradamente al no a la OTAN con el fin de que la derrota de Felipe González le abriera las puertas de la Moncloa. Fraga Iribarne acabó refugiándose en Galicia. Mariano Rajoy al votar en contra de unas medidas imprescindible para salir de una crisis sin precedentes ha seguido la estela de Don Manuel. A diferencia de éste, ni siquiera tiene asegurado un papel principal en el fogar/nazón de Breogán.

El President de la Generalitat, José Montilla, defenderá mañana el Estatut de Catalunya en el Senado. Será la intervención institucional más relevante sobre el Estatut en Madrid desde que una delegación del Parlament lo presentó, en noviembre del 2005, para que iniciase su tramitación en el Congreso de los Diputados.

Artur Mas nos ha anunciado que no piensa asistir. Será el único líder político catalán ausente. ¿Qué compromiso de agenda puede justificar que alguien que aspira a presidir Catalunya no defienda, con su presencia al lado del President de la Generalitat, el autogobierno que encarna el Estatut? Lo desconocemos. Lo que es indiscutible es que Artur Mas no tiene problemas de agenda cuando se trata de defender sus ambiciones personales. No los tuvo, por ejemplo, cuando intentó conseguir en la Moncloa lo que únicamente podía obtener en el Parlament. Artur Mas debería repensárselo y estar mañana al lado del President Montilla en el Senado. De lo contrario se confirmará algo que intuíamos: que el coraje y las agallas que los soberanistas exhiben en Catalunya en la defensa del Estatut es inversamente proporcional al que se atreven a mostrar en Madrid.

Pero la “estrategia” de CiU respecto al Estatut ha tenido otro protagonista destacado este fin de semana. Duran Lleida nos ha dejado atónitos: le ha sugerido a Eugeni Gay, único magistrado catalán del Tribunal Constitucional, que debería dimitir. ¿No deberían hacerlo los magistrados que tienen el mandato caducado desde hace dos años y medio, y no Eugeni Gay cuyo mandato finaliza en noviembre? Pero vayamos a lo más relevante: ¿La dimisión de Eugeni Gay impide el fallo? ¡De ninguna de las maneras! Su dimisión debilitaría al sector que defiende la constitucionalidad del Estatut y fortalecería a aquellos que la cuestionan. Durán Lleida ha dicho en público lo que Federico Trillo sueña en privado.

¿En qué andan los dirigentes de CiU?

Los resultados de la consulta ciudadana sobre la Avenida Diagonal celebrada el pasado Domingo en Barcelona son inapelables: los ciudadanos que rechazaron las dos propuestas de remodelación defendidas por el equipo de gobierno de la ciudad alcanzaron el 79,84% de los votos emitidos. “Hemos hecho una pregunta inadecuada en un momento inadecuado” afirmó Jordi Hereu. El Alcalde de Barcelona hizo una lectura acertada de la consulta apenas unos minutos después de conocerse los resultados. Y no se limitó a eso: apuntó una reestructuración de estrategias y de equipos para afrontar la recta final del mandato municipal.

“Voy a pedir al primer teniente de alcalde, Carles Martí que cese en sus responsabilidades” anunció el Alcalde. Y a continuación Carles Martí, asumió su condición de “responsable político último de cómo se ha desarrollado la consulta”. Lo hizo con la convicción, el temple y la elegancia de quien concibe la política como una vocación de servicio público realizada a través de un proyecto colectivo. Toda una lección en unos tiempos de individualismos irresponsables y fatuos como el que nos ha tocado vivir.

Pero los resultados de la consulta también han tenido algunas lecturas, a nuestro juicio, apresuradas y en diagonal. La ciudad está afrontando la crisis con una nota muy superior a otras (basta con pasarse algunos días en Madrid para confirmarlo). Y la mayoría de los barceloneses no vamos a resignarnos a ser gobernados algún día por una alianza entre los que quieren convertir a Barcelona en una capital de comarca (CiU) y los que la quieren reducir a una capital de provincia (PP). Para afrontar los problemas y los retos de nuestra ciudad siempre preferiremos a un Alcalde que da la cara, como Jordi Hereu, antes que alguien, como el señor Trias, capaz de votar alegremente la investidura de Aznar en el 2000. Xavier Trias no debería descartar que la indisimulada alegría con la que acogió el resultado de la consulta sobre la Diagonal sea la única que le repare su dilatada, improductiva y gris experiencia municipal.

Hoy hace 60 años Robert Schuman, Ministro de Asuntos Exteriores de Francia, propuso solemnemente, a través de una Declaración leída en el Quai d’Orsay, la creación de una administración conjunta entre Francia y la República Federal Alemana para la gestión del carbón y el acero, administración a la que podrían adherirse otros países europeos. Nacía la actual Unión Europea.

Hace 60 años la Europa unida era algo necesario. Hoy es algo imprescindible, vital. Constituye la diferencia entre vivir con ambición o un declinar con el pasado como único horizonte. Un declinar que, por cierto, no está escrito en ningún lugar que tenga que ser lento y fecundo en el terreno artístico y cultural. La crisis griega nos advierte que también pudiera tratarse de una decadencia rápida y exenta de efervescencia creativa. En este contexto, el recién presentado Informe del Grupo de Reflexión para el Futuro de la Unión Europea, presidido por Felipe González, ha de ser bienvenido como agua de mayo. Porque más allá de sus propuestas concretas, pretende recuperar el espíritu y la determinación con la que Schuman, con Monnet sentado a su derecha, impulsó el proyecto europeo.

Felipe González, recién llegado de un Consejo Europeo, fue interrogado por Jorge Semprún -a la sazón, Ministro de Cultura-: ¿Cómo ha ido?. “Para nosotros, regular, para Europa muy bien” fue la extraordinaria respuesta del Presidente del Gobierno español. Deseamos que Angela Merkel, una vez superados los comicios de Renania del Norte-Westfalia (cuando escribimos estas líneas se confirma que se ha dado un buen batacazo) vuelva al carril europeista por el que han transitado, sin excepción todos los cancilleres alemanes desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Y es que cuando a Europa le va muy bien, a todos nos acaba yendo bien, aunque, a corto plazo pueda irnos regular. Esta convicción la compartieron González, Miterrand y Kohl. Y conviene no olvidarla en estos tiempos revueltos.

Najwa Malha, joven española de 16 años, decidió acudir el pasado febrero al Instituto Camilo José Cela de Pozuelo de Alarcón (Madrid) con un hiyab (pañuelo islámico). El Consejo Escolar, en estricta aplicación del reglamento interno que impide asistir a clase con la cabeza cubierta, procedió a su expulsión.

Este tipo de situaciones en los que entren en juego, y no siempre en el mismo sentido, el derecho a la educación, la libertad religiosa, el principio de legalidad, la autonomía de los centros educativos o el derecho a la imagen no tienen respuestas fáciles y sencillas. Pero tampoco la complejidad del tema justifica mirar hacia otro lado.

Cuando apenas faltan dos meses para que acabe cuarto de ESO, Najwa Malha, buena estudiante, asiste hoy a clase con normalidad en otro Instituto de Pozuelo de Alarcón: el Gerardo Diego. Nos alegramos. Pero, visto lo visto, todos hubiéramos salido ganando si el Consejo Escolar del Camilo José Cela hubiera sido capaz –no de cambiar el reglamento-, sino de hacer una interpretación flexible del mismo, dada la naturaleza del caso, fundamentada en la primacía del derecho a la educación de su alumna. ¿Es necesario legislar más concretamente sobre esta materia? Nosotros lo dudamos. Ninguna norma impide que pueda llevarse un signo religioso dentro o fuera del aula. Lo que necesitamos es que las normas existentes se apliquen con ponderación y sentido común por la comunidad escolar en el marco de la autonomía de los centros. Lo que precisamos es que se tomen decisiones para solucionar problemas y no para crearlos donde no existen. Si no fuera así, las autoridades educativas deberían elaborar unas instrucciones que aclararan dudas a quienes las tuvieren. Porque, no lo duden, legislar en este ámbito será la constatación de un fracaso compartido.

(La nota cómica, que nunca falta en este tipo de polémicas, la han aportado desde el Instituto San Juan de la Cruz. Situado a medio kilómetro del Camilo José Cela, sus órganos competentes cambiaron el reglamento a una velocidad supersónica para impedir que Najwa Malha pudiera acceder a sus aulas. San Juan de la Cruz no merecía verse mezclado con una decisión tan poco cristiana y elegante…)




Buscar
Archivos

Te encuentras en los archivos del blog Blog de Daniel Fernández para mayo de 2010.

  • [+]2012 (57)
  • [+]2011 (150)
  • [+]2010 (73)
  • [+]2009 (51)
  • [+]2008 (53)
  • [+]2007 (49)
  • [+]2006 (48)
  • [+]2005 (18)
  • [+]2004 (12)


A FAVOR DE ESPAÑA Y DEL CATALANISMO

A FAVOR D'ESPANYA I DEL CATALNISME


Contador de estadsticas - Blog Daniel Fernndez