La campaña electoral empezó formalmente el pasado jueves a las 24 horas. Formalmente para algunos que llevamos meses navegando por sus aguas. No hay dos campañas iguales por la simple razón de que no hay dos momentos iguales.

La que nos ocupa la estamos pasando sin salir de nuestro camarote rodeado de papeles y ante un ordenador convertido en una extensión de nuestro cuerpo. Tras la ventana, el invierno en todo su esplendor.

Es, precisamente, la fugacidad de estas experiencias electorales la que nos impele a respetar ciertas tradiciones, con el vano deseo de fijar y dar sentido –por precario que sea- a una sucesión desordenada e inexplicable de acontecimientos. “El hombre tranquilo” de John Ford es la película del día “D” desde que Josep María Sala dirigió las primeras campañas del PSC. Y lo sigue siendo porque no existe mejor manera de pasar las horas previas al escrutinio que en compañía de John Wayne, Maureen O’Hara y (nuestro favorito) Víctor McLaglen en Inisfree. Nosotros hemos añadido una lectura que nos acompañe y aleje –en la medida de lo posible- “del electoral ruido”. En esta ocasión nos hemos decidido por “Berlín Alexanderplatz” de Alfred Döblin. Y en eso estamos: acompañando a Franz Biberkopf por las entrañas del Berlín.

Deja un comentario




Buscar
Archivos
  • [+]2012 (57)
  • [+]2011 (150)
  • [+]2010 (73)
  • [+]2009 (51)
  • [+]2008 (53)
  • [+]2007 (49)
  • [+]2006 (48)
  • [+]2005 (18)
  • [+]2004 (12)


A FAVOR DE ESPAÑA Y DEL CATALANISMO

A FAVOR D'ESPANYA I DEL CATALNISME


Contador de estadsticas - Blog Daniel Fernndez